miércoles, 18 de noviembre de 2009

Mondrian, "la dama danzante"


Las teorías de Mondrian que le llevó a realizar su personal neoplsticismo se basaba en la armonía del universo y el hombre. Era un gran teósofo y eso se ve también en su obra. Quiere conseguir una utopía, quiere el orden total del mundo. El equilibrio, eliminando toda clase de emoción, de sentimiento; y en su obra, la eliminación de la huella del pintor (aunque a veces se contradice así mismo firmando sus lienzos en la zona posterior, quizás asomo de una personalidad de "genio dandy" como hemos hablado en otro post). Sus cuadros eran líneas siempre rectas horizontales y verticales. Lo diagonal rompe el ritmo, lo diagonal siempre evoca lo dramático, lo sensible. Los colores que usa no pueden ser otros que los colores primarios y los "no colores", el lnco y el negro. Las líneas no llegan al final del lienzo si no que queda inacabado, pero nuestro cerebro es capaz de continuarlas hasta el infinito, infinito como el Universo. En sus obras tampoco existe un centro claro, el centro está en el Universo y éste, fuera del lienzo. Poco a poco incluso llegará a expulsar los colores

Y a mi, me gustaría destacar una anécdota que cuenta sobre él para ver hasta que punto llevaba sus teorías. Cuentan que en la época se le conocía como "la dama danzante" y es que le encantaba bailar en cualquier bar nocturno y en cualquier ocasion que se plantease pero con un baile muy particular. Él mismo hablaba de que le fascinaba el Fox, pero por el contrario odiaba el Vals y a Bach. Disfrutaba de una música con golpes claros y secos, no una música suave e insinuante. Su baile, de hecho, va relacionado con esto, y esto, con su pintura. Mientras que Mondrian bailaba nunca hacía un movimiento diagonal, curvo, volvamos a repetir, insinuante. Todos sus movimientos eran, cmo sus lienzos, hortogonales y siempre con la cabeza bien erguida.

ESto es llevar, como muchos artistas, o la mayoría, el arte a su propia vida o su filosofía de vida a su arte.

martes, 10 de noviembre de 2009

El no gusto de Francisco Calvo Serraller para entender el arte.


Este post no va a ser escrito por mi, simplemente voy a tomar una parte de la entrevista que el diario on-line hoyesarte hizo hace algo más de un mes a Francisco Calvo Serraller con motivo de la nueva exposicón que había comisariado para el Museo Esteban Vicente en Segovia sobre la escultura española actual.

Podría comentarlo yo, pero creo qeu sus propias palabras son las mejores para hablar sobre el tema.

"Cualquier persona aficionada o con interés por el arte no puede renunciar a su propia percepción, pero, para mí, alguien que vive de su propia percepción, que sólo vive de su gusto, es desgraciado, porque pienso que jamás tendrá un diálogo con el arte, porque tener gusto es tener un diálogo contigo mismo y, sin embargo, lo interesante del arte es que te saca de ti mismo, de tus casillas. Si te gusta o no te gusta es irrelevante, si no te gusta ya te gustará. En absoluto soy un comisario que se rija por cuestiones de gusto.

Creo que no te puedes mover por esas visiones tan acotadas, me gusta o no me gusta, hay otros criterios. Hay cosas que te repugnan y son imprescindibles para ti, y cosas que te agradan y de las que puedes prescindir sin ningún problema. El arte es así. A la gente que le interesa el arte y lo ama tiene que estar acostumbrada a eso, a confrontar sus gustos con la realidad. Eso es lo que he tratado de hacer. Una exposición en la que intento negar mi subjetividad y no regodearme en ella. "

Y a la inmortal pregunta "¿Qué tiene que tener el arte para ser considerado arte?" Responde,

"No tengo tanta arrogancia como para decir qué tiene que tener una obra. Eso es precisamente lo que me interesa. Que el arte es inútil, no progresa. Es una fuente que, en sí misma, es una pregunta sin respuesta. Eso es lo que me interesa del arte, que estructuralmente y también mentalmente es discordante, es, por esencia, políticamente incorrecto. Trabaja exactamente en todo lo que la gente ha consensuado como el bien, pero hace lo contrario, lo ha hecho siempre. Ahí veo un depósito abandonado que está preñado de información sobre el hombre y que todavía no hemos sabido descodificar, y es muy interesante. Creo que puede aportar claves esenciales para el conocimiento de la humanidad, de la realidad desde el punto de vista humano. Me parece dramático perderlo, descuidarlo o despreciarlo."


Entrevista completa

domingo, 8 de noviembre de 2009

¿Hasta dónde puede llegar la conservación?


Las obras de arte, se realizaron en un momento determinado y con un fin determinado. ¿Debe su conservación cambiar ese fin?

Las obras, con el tiempo se van degradando, y el trabajo de muchas personas y, en un futuro puede que el mío, consiste en conservarlas de la mejor manera posible. Pero muchas veces esta conservación va más allá. ¿Hasta dónde se puede llegar?

Muchas ciudades hoy día están peatonalizando los centros, y uno de los factores más importantes para esta decisión es la conservación de edificios históricos. La iglesia de San Antonio de la Florida tiene una hermana gemela a su lado para evitar que se degraden los frescos de Francisco de Goya.

Soy partidaria de la conservación y de poder mantener las obras que hoy disfrutamos para que muchos años después puedan disfrutarlas otras generaciones, pero en ciertas ocasiones me parece que se está rechazando cierta esencia de las obras. Las ciudades pueden y deben cuidar su centro histórico y si no se empeora la calidad de vida de sus habitantes me parece una idea genial. Si esto dificulta el acceso, no.

¿Ir a ver los frescos de Goya sin ser de Goya? Puedo verlos en los libros.

Es cierto que en ciertas ocasiones la masificación de turistas o visitantes puede degradar una obra y se prefiere resguardar antes que dejarlas morir poco a poco, pero ¿Cuál es el punto?

Los edificios se hicieron para ser visitados, las pinturas para ser contempladas, y las ciudades para ser vividas.

sábado, 7 de noviembre de 2009

El arte hay que aprenderlo



No recuero si en alguna entrada anterior dije esta misma frase pero creo recordar que fue algún profesor quién la dijo: "Si no entiendes la física cuántica, es normal, es física cuántica, pero si no entiendes el arte crees que te están tomando el pelo". El arte también tiene un código, un estudio, un por qué, un contexto, que hay que conocer, aprender y entender.

Creemos que es culpa del arte contemporáneo, que es el único arte que no entendemos y que no sabemos decir si es arte o no. Pero no todos los estilos pueden verse tan claro si no fuera porqeu desde pequeñitos lo hemos aprendido así. Si muchos valoran que algo sea arte o no simplemente por su similitud con lo real, o lo que creemos real, por la técnica, la belleza o la capacidad de transmitir, entonces ¿Por qué está consideramos arte entonces las pinturas de las cuevas de Altamira? Es un testimonio histórico, cierto, pero ¿Por qué arte?

Simeplemente porque no tiene unas reglas fijas, unas pautas que cumplir, es algo mucho más subjetivo que eso, hay que educarse a comprenderlo, no es siplemente leer un libro y saber, es mucho tiempo viendo, pensando, aprendiendo y sólo de esta forma podremos respondernos a nosotros mismos, pero nunca a los demás porque ¿Cómo expresarlo?

viernes, 6 de noviembre de 2009

Dalí es surrealismo.







Otra nueva conferencia en la Fundación Mapfre y una nueva reflexión que me ha provocado esta vez Francisco Calvo Serraller.

La conferencia titulada "Yo, el artista. Genio atormentado o dandy" se basó en una reflexión sobre el por qué y los tipos de personalidades de los artistas.

Es cierto que los artistas tienen un carácter bastante especial. Muchas veces escuchamos "ese hombre estaba loco" y se contesta "bueno, es que era un artista". La mayor parte de los genios han sido de "personalidad especial", por ejemplo podemos hablar de mcuhos de mis preferidos, Picasso, Pollock, Modigliani,... pero no podemos dejar de pensar cuando hablamos sobre esto en Salvador Dalí.

Salvador Dalí era el mejor ejemplo de dandy. Le gustaba llamar la atención, dar de que hablar, solía decir que sus largos bigotes eran antenas para comunicarse con los extraterrestres. Pero, ¿qué podemos de esperar de una persona que además de artista es, para mas inri, surrealista? Hoy día vemos en los museos videos sobre performances, happenings, y no es más que lo que Dalí hizo cada día de su vida. Él era artista, pero además, en cierto modo, ÉL era ARTE.

También Dalí fue muy criticado por su ultimos años en los que, coloquialmente se dice, se vendió, solo se interesaba en el dinero, hacia cosas sin sentido, quizás no artísticas, era criticado, pero también se suele decir, "que hablen bien o hablen mal, pero que hablen".

Hizo de su vida su mayor obra surrealista sin descansar un solo instante.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Obras en el tiempo. Museo Thyssen-Bornesmiza

La página web del Museo Thyssen-Bornemisza ofrece un gráfico para poder ver sus obras en un marco temporal. Aquí os lo dejo para que le echéis un vistazo.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Por qué Duchamp dejó la pintura.


Estos días, asisto a un curso de arte de la Fundación Mapfre. En el se discute sobre qué es lo qeu nos queda del Siglo XX.

Werner Spies, antiguo director del Centro de Arte Pompidou e íntimo amigo de la talla de Picasso, Max Ernts o Duchamp, contaba una aneécdota de este último artista.

Un día, estaban de viaje juntos cuando Werner Spies le preguntó, "Marcel, ¿Por qué dejaste la pintura?" y entonces, le contestó:

"Por lo que he podido ver, en un siglo no hay sitio para más de un genio. En este siglo tenemos a pintores como Pablo Picassoy ya no hay sitio para mi, así que decidí dedicarme a ser un genio en otras cosas".
Se ha producido un error en este gadget.