jueves, 22 de enero de 2009

¿Música?

Ayer descubrí a un nuevo artista. Esta vez, y saliéndome de lo habitual, se trata de un músico. Para algunos será considerado artista, para otros un revolucionario, y para otros sencillamente, un sinverguenza.

Se trata de John Cage. Un músico nacido a principios de siglo. Aunque más tardíamente, se encuentra muy ligado con el dadaísmo, una corriente que defendía el No-arte. Para que os hagáis una idea, "La fuente" o la "Gioconda con bigote" de Duchamp (de quién se considera gran seguidor), o la plancha de Man Ray. Pues es eso, pero pasado a la música. Él mismo dice "Quiero hacer algo que no se haya hecho hasta ahora"

Las obras de Cage, que gustándote o no, lo que está claro es que no te dejan indiferente. ¿Sería eso lo que pretendía?. A mí, personalmente, hay tres que me han impactado, y por suerte tenemos vídeos que nos lo enseñen (es otra parte buena del arte contemporáneo y las tecnologías).

La primera obra es una partitura en blanco. Sí, en blanco. ¿Qué escuchamos entonces? El ambiente. Es una sinfonía cambiante, o como él la llamaba, "música no-intencional". La primera vez uqe fue interpretada fue a manos del pianista David Tudor. ¿Pianista? ¿para qué? ¡Están en blanco! pues bien, exactamente eso. Dividida en tres movimientos, el pianista se sienta frente al piano, abre y cierra la tapa y no toca absolutamente nada. La música es creada por los propios espectadores, que se levantan, bostezan, se quejan, comentan, critican,... al menos, nos hemos convertido en protagonistas.



La segunda obra, o más bien, método para crear una obra, es lo que él nombra "el piano preparado". Se basa en colocar entre las cuerdas del piano gomas, madera, tuercas, tornillos y espiches (o "tacos" como le llaman fuera de Cádiz, hace poco tiempo que me enteré).



Y el tercer gran grupo de obras es la que crea con los objetos de nuestro alrededor. En el vídeo que podéis ver más abajo, el artista ha sido invitado a un programa de televisión para mostrar al público su creación. Los espectadores se ríen, y yo me pregunto... ¿verá el su música como objeto de mofa? Porque él mismo comenta que no ve la diferencia entre su propio pasado o el pasado de los músicos de Country. El caso es que aunque esto, cuando los veáis penséis "este hombre nos está tomando el pelo", ha sido la influencia directa de muchos otros artistas o grupos de artistas que hoy llenan teatro, como por ejemplo "Mayumaná" o la base para muchos anuncios de televisión. (En el siguiente vídeo, si os aburre la presentación en el programa, podéis avanzar directamente hasta el minuto 5:40).



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.