jueves, 28 de octubre de 2010

Capricho artístico "White Center", Mark Rothko


Título: White center (yellow pink and lavender on rose) / Centro Blanco (Amarillo, Rosa y Lavanda sobre Rosa)
Autor: Mark Rothko
Fecha: 1950
Medidas: 214.5 x 174 cm
Técnica: Óleo sobre lienzo
Propietario: Colección Privada


La obra de este mes fue la gran estrella de la subasta de Sotheby's en Nueva York en 2007. Fue vendida por 72,84 millones de dólares, alcanzando en su momento el récord como la pintura más cara jamás vendida en subasta y la más cara del artista. Anteriormente había pertenecido a la colección del banquero millonario David Rockefeller desde 1960. Fue adquirida mediante puja telefónica por un comprador anónimo.

Rockefeller había comprado esta obra por 8500 dólares en la galería que pertenecía a la sobrina de uno de los tres fundadores del MoMA, Elizabeth Bliss Parkinson, y estaba colgada en su oficina del Rockefeller Center de Manhattan.

La casa de subastas había estimado la obra en 40 millones de dólares. Ni ellos mismos sospechaban lo que finalmente ocurrió.

¿Qué hace que esta pintura alcance tales cifras?

Rothko (1903-1970) es considerado uno de los grandes artistas del expresionismo abstracto. Cuando pensamos en este movimiento, nos viene a la mente en la mayoría de las ocasiones obras de Pollock, De Kooning, obras expresionistas que nos llenan de violentan manchas de pinturas y pinceladas gestuales. Sin emabrgo, el expresionismo de Rothko no quería transmitir ese sentimiento, sino justo el contrario. Quería profetizar en un mundo pagano, adentrarse en el alma, en lo espiritual. Sus obras, como en este caso son de unos formatos inmensos con la intención de hacerle la tarea más fácil al espectador. Un lienzo de tales dimensiones nos permite bañarnos en él, meternos dentro. Algo parecido a lo que intentó hacer Monet con sus paneles de nenúfares en la sala de L'Orangerie es lo que Rothko intenta en su capilla.

Gracias a una técnica de superposición de veladuras consigue crear una sensación de manchas que flotan sobre un fondo de color sin huellas de pinceladas ni marcas de autor.

1 comentario:

Gema Herrerías dijo...

Me gusta mucho Rothko!!!Impresionante su obra

Se ha producido un error en este gadget.