jueves, 18 de marzo de 2010

Qué pasaba junto a Monet






Cuando estudiamos arte, parece que todo es causa-consecuencia. Primero el impresionismo, que lleva al postimpresionimo, que da lugar a las vanguardias. Nace uno, muere y nace el siguiente y así sucesivamente.

F. Calvo Serraller, nos proponía hace poco una reflexión cuando nos guiaba en la actual exposición de "Monet y la abstracción" en el Museo Thyssen: Monet, uno de los artistas renovadores del arte, revolucionario en la pintura, contrario a la Academia, participante del salón de los rechazos, muere en 1926. Si pensamos la fecha, cuando el mayor impresionista (por no decir el único realmente) había estado pintando, ya llevamos 2 años de surrealismo, hace 12 del constructivismo ruso, 19 años desde que Picasso pintó las Señoritas de Avignon y se creó el cubismo,... El pintor malagueño tenía ya 45 años, Matisse andaba por los 57, Pollock era un adolescente de 14 años, Cézanne había fallecido ya 20 años antes.

Es cierto que un arte desemboca en otro, pero no causa su muerte. No sólo las vanguardias conviven.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.