viernes, 12 de febrero de 2010

Impresionismo en Mapfre, Monet en el Thyssen



Con la mágnifica exposición "Impresionismo, un nuevo renacimiento" aún en la fundación Mapfre, el Museo Thyssen apuesta por Monet en su última etapa, en "Monet y la abstracción".

Se trata sin duda de unas muestras únicas, que además se relacionan entre ellas y pemiten al público ver y comprender un movimiento de pirncipio a fin, con una visión en profundidad de uno de sus más importantes representantes.

En una encontramos el surgimiento del impresionismo, razones por las cuales fue un estilo revolucionario, el inicio de las vanguardias que, aún sin tener un manifiesto como la mayoría, sí que formaban ya un grupo, organizaban exposiciones paralelas a las oficiales, se influían unos a otros, conversaban y charlaban en tertulias en un café. Una revolución no sólo del arte sino también de la ciudad de París, paralela con una renovación urbanística, una nueva clase social reflejada por estos pintores que luchaban por un arte nuevo diferente al académico y oficial. Apoyados en nuevos descubrimientos de la óptica, la invención de la fotografía, el arte japonés que llegaba tras un nuevo acuerdo de comercio entre Europa EEUU y Japón,... que dieron como resultado un arte innovador que aunque, como siempre, rechazado fuertemente en su momento, hoy es la base para todo el arte posterior.

En la otra exposición podremos encontrar exactamente eso. Cómo laobra de Monet, termina siendo básica para artistas abstractos posteriores como puede ser el propio Jackson Pollock o Mark Rothko, que casualmente también han sido e incluso siguen siendo, muy criticados (como los impresionistas, ¿casualidad?).

Con una exposición tan exquisita como la de Mapfre, espero que la del Thyssen no se quede atrás, la verdad, lo dudo.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.