lunes, 24 de mayo de 2010

Los robos se repiten.


Llaman al timbre, abres la puerta y dos ladrones te pegan una paliza por la que acabas en el hospital. Este es el procedimiento que siguieron el pasado viernes los ladrones de cinco obras de un coleccionista particular en Marsella.

La más importante es una litografía de Pablo Picasso, mientras que de las otras obras, de calidad inferior, no han sido revelados los nombres de sus autores.

Tras el robo de las cinco obras del museo de París, excaso un día después, la historia se repite. ¿Es cierto que las noticias se ponen de moda e incitan a llevar a cabo lo mismo que escuchas por televisión? Esperamos que no siga la racha...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.